Persohome
Agencia de servicio doméstico en Barcelona

Por qué confiar en un cuidador para una persona mayor

| Sin comentarios

Llegada cierta edad, y en función de cuáles sean las condiciones de cada uno, los seres más queridos pueden requerir de una atención diaria y personalizada. En ocasiones se plantean soluciones de atención dentro del ámbito de la familia pero no siempre pueden sostenerse en el tiempo por razones de agenda, de variación en las condiciones personales de los familiares o por la complejidad que supone asumir una tarea para la que se precisa en la mayoría de los casos una preparación y experiencia específicas. Te contamos muy brevemente las razones por las cuales confiar el cuidado de nuestros mayores a un profesional acarrea múltiples ventajas para todos.

Un cuidado individualizado

Un cuidador se centra exclusivamente en la persona mayor y sus necesidades durante el tiempo que están juntos. Cualquier aspecto necesario de atender será inmediatamente satisfecho sin interferencia de otros aspectos cotidianos. El cuidador tiene como objetivo único hacer que el día a día del mayor sea de su agrado y el de su familia.

Mejora de la autoestima

La continua interacción entre el cuidador y el cuidado permite mantener activo a este último, hecho que favorece su autoestima y mejora su estado de ánimo. Un aspecto de gran relevancia para que la persona mayor afronte su jornada diaria con ilusión y esperanza.

Salidas seguras

No es infrecuente que una persona de la tercera edad necesite acudir a citas médicas fuera del domicilio y gracias al acompañamiento del cuidador, el mayor estará puntualmente supervisado en cuantos aspectos requiera su salud y el trayecto desde su domicilio a la consulta médica será totalmente segura. Asimismo, en el caso de que el anciano cuente con la condición física para salir a pasear, el cuidador le acompañará velando por que la duración y las condiciones del ejercicio cumplan con el plan previamente establecido.

Gimnasia mental

Compartir una jornada con una persona mayor permite atender muchos aspectos y uno de los más relevantes es el de mantener a los mayores activos mentalmente. Para tal efecto, el cuidador realiza tareas como la lectura de textos que sean del agrado de la persona que está a su cuidado, fomenta el recuerdo de sus historias del pasado para mantener activa su memoria, comparten el visionado de la televisión comentando lo que sucede en pantalla o se confían sus inquietudes personales e ilusiones.

Correcta toma de la medicación

Es una de las mayores preocupaciones de los familiares y que queda resuelta por la profesionalidad del cuidador. Que el anciano tome su medicación y que lo haga respetando la dosis prescrita por el médico y en los tiempos adecuados. El descanso que supone saber que la persona mayor no tiene que responsabilizarse de la correcta ingesta de los medicamentos no tiene precio.

Tranquilidad familiar

Comprobar que la persona mayor está en manos de un servicio profesional especializado como Persohome no sólo resta numerosas preocupaciones a los familiares, sino que evita que la organización de los quehaceres diarios de cada miembro se vean alterados sustancialmente.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.